Los destinos turísticos siguen sin comprender la importancia de adoptar a sus visitantes, creen que sus programas de fidelización de hoteles tienen impacto en la decisión de la compra del cliente, cuando a menudo consiguen el efecto contrario: el intercambio de marcas. Es una de las conclusiones del estudio elaborado por Dealup & Partners, que apuesta por construir sharing destinations desde la sharing economy para lograr que sean más efectivos compartiendo las experiencias a través de personas reales residentes en el destino.

surf coduxe team

Por primera vez se propone la construcción  del destino turístico a través de sus habitantes, dejando de lado el modelo obsoleto de mantener al turista en los “centros o zonas turísticas” clonados de sus países de origen. El mercado ha perdido su hegemonía en pos de la voluntad de los usuarios y son estos los que construyen sus destinos/experiencias a través del intercambio de información. Dealup & Partners sugiere trabajar en la construcción del entorno/plataforma sobre la que realizar los intercambios de información, servicios, experiencias, etc.. Básicamente se ha realizado un esfuerzo absurdo y negativo en  controlar el boom de las sharing-economy, cuando lo que debemos hacer es dotarlos de entornos propicios sobre los qué desarrollarse, en esencia debemos de crear el Disneyworld digital para los niños traviesos que optan por desobedecer a los mercados, reguladores y resto de establishment.

Los pasos necesarios para desarrollar el entorno mas adecuando es:

1.- Liberaliza tu comunidad de embajadores y fans más fieles (Foster your fanatics) e incentiva la generación de contenido mediante recompensas dentro de tu ecosistema. Te aseguro que el coste de adquisición y promoción será infinitamente mas bajo que cualquier otro medio.

2.- Permite la libre circulación de información en la busqueda (Find out what they want) o sugiereles lo que realmente deben descubrir de la mano de personas reales que sugieran actividades y lugares a través de sus propias experiencias. La monitorización de la evolución del destino a través del comportamiento de los participantes nos permite localizar oportunidades no satisfechas, mejorando el sistema y la oferta del destino.

3.- Libera la posibilidad de crear una experiencia de cliente personalizada (Form a customized guest experience) y adaptada a través de cada uno de los actores que participan en la experiencia. La libertad de acción a través de la colaboración y co-creación permite personalizar las experiencias sin limite ni restricciones.

4.- Alimenta tu sistema virtuoso (Feed the virtuous system) convierte al visitante en fan y al fan en embajador, adopta visitantes y hazlos parte del destino si no en el mundo real si en nuestro Playground virtual, genera la necesidad antes de venir.

5.- Estructura tu oferta infinita (Fine-tune your endless offer), todo lo que quieran se puede hacer, no pongamos limite a la imaginación, ofrece consejo y añade valor descartando el ruido.